Entregamos la calco totalmente preparada para que pueda ser aplicada por cualquier persona que no tenga experiencia y resulta muy fácil de colocar.

Necesitas unas simples herramientas de limpieza, una espátula o similar, cinta adhesiva, cinta métrica y un cuter (cuchilla)

No trabajes al sol directo, al viento, o con muy baja temperatura (menos de 10*c )

Paso 1: Limpia la superficie cuidadosamente. Ayudate con limpia cristales o alcohol de quemar con el fin de eliminar todas las impurezas y restos de grasa de la superficie. Deja secar.

Paso 2: Sujeta la calco en el lugar deseado con cinta adhesiva.

Paso 3: Gira la calco hacia arriba y quita el papel soporte, destapando el adhesivo de la calco.

Paso 4: Aplicar la calco en la superficie cuidando de no formar arrugas.

Paso 5: Aplicar presión firme y uniforme sobre la calco desde el centro hacia afuera (Puedes usar una espátula, tarjeta de crédito o el D.N.I.) para hacer salir el aire. Las burbujas pequeñas desaparecerán tras 24 horas.

Paso 6: Espera unos minutos, entonces quita el papel transportador dejando solo el dibujo en la superficie. Si el dibujo continua pegado en el papel transportador vuelve a pegarla en la superficie, repite el paso 5 y espera unos minutos para quitar el papel transportador.

Método sobre seco (click acá)  (el método más habitual)

También, quienes ya tengan alguna experiencia, y solo en calcomanías grandes, pueden pegarlas junto a un ayudante, humedeciendo la superficie, similar a lo que se hace en un polarizado.

Método sobre húmedo (click acá)

Estos adhesivos no tienen fondo, es decir una vez colocados el fondo es la superficie donde hemos aplicado el adhesivo. Este material es muy parecido al que vemos a diario en las camionetas comerciales que circulan por nuestra ciudad. Resisten perfectamente durante años las condiciones más extremas por lo que no debes preocuparte por los lavados a presión, la lluvia, el sol, el calor del motor.

< volver >